domingo, 19 de julio de 2015

TERRY BROOKS HABLA DE SU EXPERIENCIA EN LA PRODUCCIÓN DE "THE SHANNARA CHRONICLES"


"The Shanara Chronicles" se basa en una extensa serie de libros que comenzó a escribirse en 1977 comenzando con "La Espada de Shanna", pero la serie de televisión inicia con la segunda entrega, "Las Piedras Elficas de Shannara", que sigue a un héroe y a una princesa élfica en una búsqueda para acabar una amenaza de demonios. Su autor, Terry Brooks, nos comenta porque tomo esa decisión. 
“Espada de Shannara fue el primer libro, Piedras Elficas fue el segundo libro. Si quieres saber por qué elegimos piedras élficas , más que el primer libro, es porque en la primera entrega no había personajes femeninos. La demografía en el mundo del entretenimiento está buscando una mezcla de personajes masculinos y femeninos. Y la segunda historia tiene personajes femeninos fuertes, y tiene una buena historia de amor poco ortodoxo. Y esos son todos los elementos que ellos quieren. Yo siempre dije que quiero lanzar piedras élficas “.
Sobre su participación en la producción de la serie dijo: 
Escribir libros es un proceso completamente diferente que la escritura de guiones. No firmé términos contractuales para hacer ningún guion. No quiero escribir guiones o episodios de Las Crónicas de Shannara . Mi trabajo era revisar los que estaban siendo escritos por Al Gough y Miles Millar, y para ver si había algo allí que tuviera algún problema con la serie o con los libros o con las percepciones de los fans. Eso fue muy fácil de hacer. Son muy buenos escritores. Tuvimos una charla inicial franca sobre lo que iba a permitir y no permitir. Sé que es una experiencia diferente. Le dije: "Que sea una adaptación. Siéntase libre de experimentar. ¿Quieres escribir algunos nuevos personajes? Escribe algunos nuevos personajes. " Yo lo aprendí primero de mi hermana, que es una dramaturga. Hay mucho de la participación de grupo en la dramaturgia, así cuando se monta una producción. Lo aprendí de George Lucas hace años cuando hice [la novelización de] La amenaza fantasma. Entré y dije: "¿Cuánta libertad me va a dar?" Él dijo: "Voy a dejar que hagas lo que quieras, simplemente no arruines mi historia." Él me dio tremenda libertad, y yo entendí hay que permitir que el artista haga el mejor trabajo posible, y luego, si usted tiene un problema, se puede decir algo más tarde. No empezar diciendo, "No se puede hacer esto, y usted no puede hacer eso." Es un esfuerzo de colaboración. Pensé  que Al y Miles fueron grandes chicos. Sabía de sus trabajos anteriores. No pensé que tenía que estar ahí con mi pluma roja, a punto. Sólo un par de veces tuvimos una conversación seria sobre lo que tenía que suceder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada